Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Manuel Molano

media mentira número 5

¡Sí! Hoy también hablamos de cosas que no son ciertas. Parece que sufrimos una especie de adicción (lo que no descartamos), pero es que hemos encontrado una mentira que, por no serlo del todo, es muy interesante. Ya lo dice mi abuela: No hay mayor mentira que una media verdad.
Y es que sgeún un etsduio de la uivenrsdiad Cambridge, no ipmotra el odren en el que las ltears etsán ersciats, la úicna csoa ipormtnate es que la pmrirea y la útlima ltera estén ecsritas en la psioción cocrrtea. El rsteo peuden estar ttaolmntee mal y aún pordás lerelo sin pobrleams. Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima, la paalbra es un tdoo.

El párrafo anterior circula por Internet en varios idiomas. Lo que más me gusta de él es que dice un montón de mentiras, pero esconde una gran verdad. Todo lo que tiene de falso fue estudiado en su día por Matt Davis, un neurocientífico que trabaja en la Universidad de Cambridge en el “Speech and Language Group” (grupo de habla y lenguaje). Si seguís este link, llegaréis a lo que escribió en el año 2003 contando (en inglés) todo lo que sabe acerca de nuestra capacidad para entender palabras con las letras desordenadas. Y además, ofrece el mismo párrafo en muchos, muchos, idiomas.
Nosotros sólo contaremos las falsedades que más nos han llamado la atención. Por ejemplo: nadie en la Universidad de Cambridge ha estudiado este fenómeno. O por lo menos, “nadie que yo conozca” dice Matt Davis. Parece poco probable, dado el grupo en el que trabaja el señor Davis, que alguien haya trabajado en algo así en la Universidad de Cambridge sin que él esté al tanto.
En realidad, fue un tipo llamado Graham Rawlinson el que se dio cuenta del asunto antes que nadie. Rawlinson se doctoró en 1976 por la Universidad de Nothingham con una tesis que tenía por título: The significance of letter position in word recognition (La importancia de la posición de las letras en el reconocimiento de las palabras). Un título que no da pie a muchas interpretaciones.
Tampoco es verdad que sólo la primera y la última letra tengan que estar bien colocadas para que la palabra sea comprensible. El ejemplo más sencillo lo constituyen palabras como “mantel” que se puede transformar en “mental” sin cambiar ni la primera ni la última letra. Pero hay otras excepciones, por ejemplo, las palabras que son demasiado largas admiten peor las transposiciones entre letras que quedan lejos las unas de las otras.
La última no-verdad es una idea con la que la gente podría quedarse después de leer el párrafo. Así que, anticipándonos a los razonamientos ajenos, diremos que las cosas no funcionan igual en todos los idiomas. Es lógico, sobretodo si pensamos en idiomas como el finés, con sus palabras interminables, el hebreo, en el que no se escriben las vocales, o el tailandés, que se escribe sin espacios.
En los próximos días, toda la verdad y nada más que la verdad.

Luis M. Martínez Otero y Manuel Molano Mazón



escrito el 5 de mayo de 2010 por en General

etiquetas: ,


2 Comentarios en media mentira número 5

  1. Carla Mole | 07-05-2010 a las 8:05 | Denunciar Comentario
    1

    Qué interesante ese asunto de que “las cosas no funcionan igual en todos los idiomas”. Siempre había pensado que por el hecho de ser lenguas humanas funcionarían de forma parecida. ¿Publicaréis más sobre este tema?
    ¡Gracias por deshacer mentiras!

  2. Joaquin Márquez Bugella | 09-05-2010 a las 17:40 | Denunciar Comentario
    2

    Más interesante aún, al menos para mi, es el origen de esta mentira. Este ejemplo es un subtipo de emails basura que persigue la atención del lector (del email, por supuesto) con fines lucrativos.
    El origen es el negocio del “spam”, donde están implicados varios elementos como la moralidad del negocio, la ingenuidad de los usuarios y el placer por la morbosidad (a veces se creen en la mentira porque es más morbosa que la verdad), entre otros. No estaría mal tocar este tema.

    Añadir, que no por supuesto no todos los emails de este tipo tienen el mismo origen, pero yo diría que una amplia mayoría si.

    Me ha gustado la idea de “desarmar mitos y mentiras”.

    Un saludo.

2 Enlaces externos en media mentira número 5

  1. 1

    […] tanto. Y además, todas las mentiras de las que hablamos tenían algo que las hacía atractivas. La última de ellas, la que aseguraba que comprendíamos las palabras aunque les camsiábemos el odren a sus lertas, es […]

  2. » la fin des mensonges | 22-08-2011 a las 12:42 | Denunciar Comentario
    2

    […] Además, a lo mejor vosotros erais más felices sin conocer la verdad. A lo mejor a algunos os gustaba la idea de que sólo estabais utilizando el 10% del cerebro y que podríais ser mucho más listos de lo que sois. O bien os tranquilizaba pensar que no importaba el orden en que estuviesen escritas las letras de una palabra, vosotros siempre sabríais de qué palabra se trataba… […]

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar