Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Manuel Molano

por si acaso

Como no podemos estar seguros (nunca estamos seguros de nada, somos científicos) de que haya quedado claro en qué consiste una perspectiva forzada, hoy traemos 2 vídeos. Esta es, por tanto, una entrada light, que os ayudará a digerir todo lo que aprendisteis ayer acerca de pájaros super-inteligentes que construyen sofisticados nidos para ligar.

En el primer vídeo se ve a un grupo de japoneses aumentar de tamaño como por arte de magia. Existen muchas versiones del mismo vídeo, pero yo he querido poneros esta, que es más misteriosa, y que te golpea continuamente con la misma pregunta: ¿qué dirán?
La explicación del fenómeno la tenéis en este otro vídeo, en el que sale nuestro viejo conocido Ramachandran (aquel indio con bigote). Vuelve a estar en inglés, pero se entiende lo que quiere decir sólo con las imágenes.
Vale. El segundo vídeo es el “cómo se hizo” de una obra de arte callejera. A ver qué os parece:
Pensad que ninguno de los dos trucos funciona si cambiamos un poco la perspectiva. Es la demostración más física de que todo depende del punto de vista: donde yo puedo estar viendo un precipicio o japoneses aumentando de tamaño, tú   puedes ver pinturas deformadas en la calle o turistas en una habitación mal construida…
Y todo se debe a que, como sabéis, el cerebro tiene que sacar conclusiones continuamente acerca de lo que está viendo, escuchando, tocando, etc, y tiene que hacerlo conociendo sólo una parte de la realidad. En los dos vídeos, al cerebro le falta una parte muy importante de la realidad, la tercera dimensión, y lo único que puede hacer es optar por la opción más probable, teniendo en cuenta la información que tiene.
Es importante decir aquí que todas estas conclusiones que saca nuestro cerebro se producen de forma jerárquica, siguiendo un patrón coarse to fine, es decir de menor a mayor detalle. Por lo tanto, el sistema analiza antes que nada la estructura global de la escena y luego saca sus concluisiones  acerca de las propiedades de los objetos que la componen, tales como el tamaño, la velocidad o la dirección. Digo esto para remarcar que en ningún momento el cerebro tiene que hacerse la pregunta siguiente:
¿Es más probable que alguien haya construido una habitación con una estructura basada en mi punto de vista tan sólo para hacerme creer que un grupo de japoneses aumentan de tamaño o que los japoneses estén aumentando realmente de tamaño?
Primero decide lo que está viendo, y luego analiza el resto de las cosas, lo que le lleva a la conclusión de que los orientales crecen muy rápido. Pero ya no hay vuelta atrás…

Mañana, más cosas.

Luis M. Martínez Otero y Manuel Molano Mazón



escrito el 28 de septiembre de 2010 por en General

etiquetas: , , , ,


4 Comentarios en por si acaso

  1. Jose | 28-09-2010 a las 23:32 | Denunciar Comentario
    1

    No os hacéis una idea de lo “mucho” que me ‘calentao’ el gorro con el primer vídeo. Tan solo atinaba a pensar que la parte de la habitación hacía la que andaban había “algo distinto” que yo no conseguía ver. Que algo le pasaba a la habitación ¡pero no sabía qué! Después de ver la explicación y volverlo a ver he empezado a fijarme en la forma de andar más típica de una pendiente que sobre el suelo llano, pero hasta entonces …

    En cuanto a la entrada “Mi cerebro me engaña” no diré nada más, (ya lo dije todo en su día) es para enmarcarla y ponerla en el salón.

    Con tanto ruido como hacen las redes sociales, el marca y los deportes … vuestro blog me salva de convertirme en uno de ellos.

    Un saludo.
    =DD

  2. mmolano | 29-09-2010 a las 7:47 | Denunciar Comentario
    2

    hola Jose,

    me alegro de que te haya hecho pensar la entrada, de eso se trata! jejeje A mi también me costó en su día entender qué era lo que estaba pasando en realidad.

    saludos

    thegraymatters

  3. Jose | 26-07-2011 a las 18:48 | Denunciar Comentario
    3

    Desde que no escribís me aburro una barbaridad. Si el aburrimiento tuviese una unidad de medida por ejemplo… golesporpartido… me aburro desde vuestra última entrada miles de millones de golesporpartido.

    Los blogs que leo son vaticinios y las típicas sentencias espectaculares de cómo funciona nuestro cerebro, incluso, ahora con lo de la mecánica cuántica (que ni los propios físicos terminan de entender) se ‘ha abierto la veda’ de la computación cuántica en nuestro cerebro… que la complejidad neuronal no explica por sí sola ciertos fenómenos… ciertos pensamientos…

    En fin, ya sé que probablemente habréis terminado vuestra tesis… seréis neurocientíficos a los que las pláticas con el pueblo llano aburren y hastían… pero volved, joder, escribid algo, aunque no se pueda concluir nada con ello.

    En fin, ahora en serio, espero que este blog no haya visto su fin.

    Un saludo.

  4. mmolano | 31-08-2011 a las 16:21 | Denunciar Comentario
    4

    Hola Jose, gracias por tus ánimos. Finalmente, conseguimos sacarle más tiempo al tiempo y sacamos una entrada nueva:

    Aquí!

1 Enlace externo en por si acaso

  1. » salto de fe | 31-08-2011 a las 16:01 | Denunciar Comentario
    1

    […] la entrada de ayer (o quizás fue hace 11 meses) mostramos 2 vídeos que trataban de explicar en qué consiste […]

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar*/?> Aprender a Pensar