Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Manuel Molano

El Método

La crisis ha conseguido hacer desaparecer de las portadas de los periódicos a la política. Ahora ya sólo existe la palabra economía. En este mismo instante, las ediciones digitales de El País, El Mundo y La vanguardia tienen como principal noticia el desplome de las bolsas de todo el mundo por el temor de los mercados a una recesión global. Y aunque no tenemos claro por qué nos deberían importar a nosotros las bolsas y los mercados, sabemos que algo va mal.

Supongo que muchos pensaréis que es normal, que cuando no hay dinero no hay tiempo para debatir sobre los ideales de cada uno. Arreglemos primero la economía, que ya habrá tiempo para los detalles. ¿Pero no era eso lo que habíamos hecho ya? ¿no le habíamos dado ya la palabra a los mercados antes de llegar a esta situación?

En una de sus últimas entradas, Eduard Punset defiende la necesidad de aplicar el método científico en política:

“Predecir lo que va a ocurrir en la política española o la economía los próximos meses no se puede hacer sin un análisis de la estrategia de unos agentes políticos o económicos hacia los demás o hacia consigo mismo”.

Sin dejar de estar de acuerdo con el señor Punset, yo iría más allá: no creo que nadie tenga alguna idea de cómo solucionar la situación. No es que no existan fórmulas mágicas, es que no existe análisis científico que nos saque de esta.

¿Y qué nos queda entonces? Dice Tony Judt en su libro Algo va Mal que el verdadero problema es que ya no sabemos cómo criticar a nuestros gobiernos, que su lenguaje es tan oscuro que nadie lo entiende.Y así:

“No es probable que muchos ‘legos en la materia’ se opongan al ministro de Economía o a sus asesores. Si lo hicieran, se les diría -como un sacerdote medieval podría haber aconsejado a su rey- que son cosas que no les incumben. La liturgia debe celebrarse en una lengua oscura, que solo sea accesible para los iniciados. Para todos los demás, basta la fe.”

Pero la fe no ha bastado, y nos vemos ante una situación en la que aquellos que no supieron predecir la crisis financiera de 2008, nos llevan de un recorte a otro sin dar ninguna explicación. O lo que es peor, dando explicaciones que nadie entiende.

Y no es que sea tan difícil hablar en un lenguaje comprensible. Al comienzo del mismo libro, Tony Judt muestra varias gráficas en las que se puede ver la relación directa que existe entre la desigualdad de la renta y el porcentaje de personas con algún trastorno mental; entre la desigualdad de la renta y el número de homicidios por millón de habitantes; entre la inversión en sanidad y la esperanza de vida… Son gráficas mucho más claras y sencillas que las que muestran los políticos, con sus crecimientos económicos (¿por qué se da por hecho que el crecimiento es siempre bueno?), sus primas de riesgo, sus PIB…

Pero en la actualidad este lenguaje oscuro ha remplazado a la política y las ideas en discursos, debates y medios de comunicación. El propio Punset  habla, en la frase de más arriba, de un “análisis de la estrategia de unos agentes políticos o económicos hacia los demás o hacia consigo mismo“. Así, del tirón.

Todo son palabras vacías. Palabras vacías que además no funcionan. Así que, ya que nadie sabe lo que va a pasar, ¿por qué no dejamos a las ideas que nos digan lo que hacer a continuación? Porque si algo nos resulta evidentemente injusto, no deberíamos tener que esperar a la opinión de los índices bursátiles para saber lo que pensamos al respecto.

Es verdad que hay que aplicar el método científico a la política, pero al hacerlo tenemos que tener en cuenta que las injusticias, la corrupción, la incompetencia o la incapacidad para escuchar de nuestros dirigentes son también variables que repercuten en el estado de un país tanto como el precio del barril de brent o el Dow Jones. Porque en eso consiste El Método, en tener en cuenta todas las variables que influyen en el resultado final.

Luis M. Martínez Otero y Manuel Molano Mazón



escrito el 7 de septiembre de 2011 por en General

etiquetas: ,


4 Comentarios en El Método

  1. mmolano | 08-09-2011 a las 9:33 | Denunciar Comentario
    1

    Un buen ejemplo sobre la gran cantidad de variables que hay que tener en cuenta a la hora de hacer política lo da Punset en el último párrafo de su entrada. En ella asegura que “se equivocará irremediablemente quién diga que no hay crisis” porque estará engañando a sus votantes y al final estos dejarán de apoyarle.
    Aunque al principio pensé que tenía razón, después de darle unas cuantas vueltas decidí que el asunto no era tan sencillo. Y es que en este caso entra en juego otra variable, que es la confianza de los mercados y los inversores. Es decir, si el político de turno asegura que su país está en crisis total, que se va al garete (gran palabra), los inversores huirán cómo alimañas (es el problema de dejarlo todo en manos de los mercados), y el país en cuestión estará aún más en crisis.
    Se produce así una especie de Principio de Incertidumbre en el que tu opinión sobre el estado de las cosas influye en el estado de las cosas. Por eso la situación es tan complicada y nadie sabe qué decir o hacer.
    No nos gustaría, de todas formas, pasar por alto la incompetencia de nuestros dirigentes, que también ha sido de gran ayuda a la hora de llegar a la actual situación.

    nada más

    thegraymatters

  2. mmolano | 08-09-2011 a las 11:53 | Denunciar Comentario
    2

    Aunque hemos puesto hasta 3 chistes de El Roto, creo que podríamos haber hecho la entrada entera sólo con sus viñetas.
    Y es que, de la misma forma que Picasso definía la figura femenina en cuatro trazos, El Roto llega a la esencia de una idea con dos frases.
    Eso es Arte.

  3. Susana | 11-09-2011 a las 19:22 | Denunciar Comentario
    3

    Me ha gustado esta entrada y me he permitido copiar un párrafo y remitirlo a los comentarios en el tema de Punset al que aludes. Me decepcionó mucho y así lo comenté, pero realmente lo que me mosqueó de fondo es lo que aquí comentas.
    Salud

  4. mmolano | 13-09-2011 a las 10:31 | Denunciar Comentario
    4

    pongo aquí el vídeo de Iñaki Gabilondo de hoy que tiene mucho que ver con lo que dijimos nosotros en esta entrada:


    video

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar