Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Manuel Molano

¡Ojo, que la vista engaña!

La mayoría de ejemplos del refranero español no están comprobados científicamente, es más, pocos tienen razón de ser. Pero cuando nuestras madres desenfundan su repertorio, dejan las predicciones de Nostradamus a la altura del betún y acabamos diciendo: “mi madre tenía razón”. Sin embargo, al dicho popular  ”ojo, que la vista engaña”  podríamos añadirle el resto de sentidos y seguiría siendo igual de cierto. Valga el experimento del que hablamos en la entrada de hoy como demostración. Y es que allá por 2001, el frances Frèdèric Brochet, de la Univesidad de Burdeos,evidenció el poder de la vista al engañar a  nada más y nada menos que a 57 expertos en vino en su propio terreno.  Lo hizo de la siguiente forma:

 

continuar leyendo…



escrito el 25 de marzo de 2014 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar